viernes, 15 de febrero de 2008

de San Francisco de Asís


Señor, hazme un instrumento de tu paz:
donde haya odio, ponga yo amor,
donde haya ofensa, ponga yo perdón,
donde haya discordia, ponga yo armonía,
donde haya error, ponga yo verdad,

donde haya duda, ponga yo la fe,
donde haya desesperación, ponga yo
esperanza,
donde haya tinieblas, ponga yo la luz,
donde haya tristeza, ponga yo alegría.
Oh, Señor, que no me empeñe tanto
en ser consolado como en consolar,
en ser comprendido,
como en comprender
en ser amado, como en amar;
porque dando se recibe, olvidando se encuentra,
perdonando se es perdonado,
muriendo se resucita a la vida eterna.

Amén.

4 comentarios:

Chumi dijo...

Heyyyyy, no sabia que tenias blog...
Pues si, voy pa Valencia, este jueves llego, pero voy con una historia de la universidad. Así que no sé el tiempo que tendré pa Valencia, aunque seguramente la tarde del viernes la pase en el colegio marianista de alli con los grupos de Xaire y eso. A ver si te llamo y te cuento mejor ok? Si no, Elenita te podrá contar con detalles o a ver si coincidimos en el messenger. Un besazooooooooooooooo

Belén dijo...

Mmmm...a mí me sonaba haberte dado la dirección del blog...pero si dices que no...será que no!

Pues ya hablamos para el viernes; también tendré que contar con los horarios de mi xiquet...

Un beso

Álex dijo...

Gracias por traer en un día como hoy esta oración de nuevo a mi vida.

Chumi, quillo, ¡tas en todas partes!

Belén dijo...

Sabes Álex? cuando estaba abriendo el correo me he acordado de tí, y de cómo siempre contestas a los que dejan comentarios en tu blog...y va y me encuentro un comentario tuyo.

Una de esas "casualidades" que sacan sonrisa.

Un abrazo grande.
Belén

P.D: Chumi,ya te vale;no me llamaste..